Virginie González, Nationale-Nederlanden

Submitted by: Emilio Oviedo 26/01/2016

Virginie Gonzalez, subdirectora general y responsable de marketing, comunicación y PDM de Nationale-Nederlanden resalta la importancia del papel durante el proceso de renovación de su marca. 

 

 

 

Durante nuestro proceso de cambio de marca, el papel ha sido un canal fundamental a la hora de anunciar las distintas comunicaciones a todos nuestros públicos. Hace casi tres años, acometimos una profunda metamorfosis dentro de Nationale-Nederlanden, con el objetivo principal de proporcionar a nuestros clientes una experiencia única, que estuviera a la altura de sus expectativas y sus necesidades, tanto en la calidad como en la variedad de nuestros servicios y/o productos. Nos sumergimos en un ambicioso programa de transformación que perseguía, además, optimizar los procesos internos para convertirnos en una compañía más eficiente, en continua búsqueda de la excelencia y en constante evolución.

Hoy podemos decir que este proceso ha dado frutos, y un buen ejemplo de ello es que la mayoría de las interacciones con nuestros clientes se hacen de forma digital, lo que nos ha permitido tener un contacto más directo, ágil y rápido, dándoles la oportunidad de ser mucho más autónomos en sus gestiones a través del área privada de su página web. Pero en el camino hacia la digitalización no nos hemos olvidado del papel, de nuestras raíces, al fin y al cabo. Su uso también ha evolucionado en nuestra compañía y ha asumido un prestigioso rol. Lo hemos dotado de un protagonismo especial, reservándolo para ocasiones concretas, trazando casi una línea invisible entre lo que es de vital importancia para el negocio y lo que no. El papel es capaz de reforzar los mensajes, captar rápidamente la atención del público y prolongar el recuerdo. 

De hecho, el papel ha sido un canal fundamental para anunciar nuestras comunicaciones a través de distintos soportes (carpetas o folletos) durante el proceso de cambio de marca, una decisión muy valorada por todos los públicos implicados en el proceso.

En Nationale-Nederlanden creemos firmemente que el papel añade un valor especial al contenido que se quiere transmitir, y el receptor así lo percibe y lo reconoce. Lo físico, lo tangible sigue teniendo importancia en la era digital. No debemos perder la capacidad de tocar y sentir el papel como hilo conductor de mensajes que requieren un tratamiento especial. Lo digital y lo tangible pueden convivir y darse soporte mutuo para optimizar las campañas de publicidad y de marketing. De hecho, el futuro del papel está ligado a la creación de productos de alta calidad, eludiendo las tiradas masivas. En la era digital el papel también tiene su lugar.